AENOR – Asociación Española de Normalización y Certificación

Inicio > Perfil > Historia

Historia

Primer logotipo de la Asociación Española de Normalización y CertificaciónLa Asociación Española de Normalización y Certificación se constituyó en 1986, coincidiendo con la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea, la apertura de fronteras que suponía era al mismo tiempo una gran oportunidad y un tremendo reto para los productos españoles.

Hasta esa fecha, las labores de normalización eran responsabilidad del Instituto de Racionalización y Normalización (IRANOR), entidad pública creada en 1945 dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sectores económicos y administración pública coincidieron en la necesidad de que nuestro país dispusiese de una organización similar a las que ya existían en otros países europeos. Así, se trasladó a la iniciativa privada las actividades de normalización y certificación con la constitución de una organización privada e independiente y sin fines lucrativos. El objetivo era difundir la cultura de la calidad entre el tejido productivo español para así mejorar su competitividad.

Primeros pasos en normalización

Primera norma UNE editadaEn el primer año se crearon los primeros 24 comités técnicos de normalización, en su mayoría traspaso de las actividades técnicas de IRANOR, y se partió de un cuerpo normativo de 7.810 normas, también heredado de aquel organismo. Un año más tarde, la Asociación Española de Normalización y Certificación asumía la representación de España ante los organismos europeos (CEN, CENELEC y ETSI) e internacionales (ISO e IEC).

Actualmente, son más de 200 los comités técnicos de normalización en los que participan cerca de 6.000 expertos. Su trabajo es reconocido internacionalmente, como lo demuestra que cada vez sean más las normas desarrolladas en España que sirven de referencia en la elaboración de normas europeas e internacionales.

Actividad en certificación

También en 1986 se creó la infraestructura básica para desarrollar la actividad de certificación, entonces circunscrita exclusivamente a la certificación de producto. Así, los primeros comités técnicos de certificación fueron los de plásticos y aparatos domésticos. Paulatinamente se fueron creando comités hasta alcanzar los 70 actuales. La certificación de producto, en la primera década, se refería a material de construcción y eléctrico. Es a finales de los 90 cuando se inicia en nuevos campos como la alimentación, la artesanía o los servicios.

Primer certificado de sistema de gestión de la calidadEn 1989 se comenzó a certificar sistemas de gestión según la norma UNE-EN ISO 9001 y desde entonces su proyección ha sido imparable hasta superar los 26.000 certificados. En la década de los 90 esta certificación era fundamentalmente demandada por las organizaciones puramente industriales, pero a partir del año 2000, con la publicación ese año de una nueva versión de la Norma ISO 9001, se abre el abanico a las organizaciones de servicios y a las pymes.

En 1992, la celebración de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro supuso el inicio de las políticas ambientales. Ese mismo año, la Entidad inició su actividad en este campo y emitió sus primeros certificados de sistemas de gestión ambiental en 1994. De esta certificación, la segunda de sistemas de gestión más implantada, AENOR ha emitido 6.900 certificados.

30 Aniversario

Logo 30 aniversario de AENOR.En 2016 la Asociación Española de Normalización y Certificación alcanza los 30 años desde su creación. La Entidad ha ido evolucionando conforme a las necesidades de los sectores productivos, en su mayoría presentes en el cuerpo de miembros. Este desarrollo se ha producido tanto en su amplia cartera de servicios como en la forma de prestarlos, ganando cada vez más en rapidez de respuesta, flexibilidad y orientación al cliente.

El cambio de modelo, un paso adelante

En 2017 se materializa el cambio de modelo aprobado por los miembros de la Asociación Española de Normalización y Certificación, por el que las actividades se desdoblan en dos organizaciones. La Asociación Española de Normalización, UNE, desarrolla la normalización y la cooperación. Por su parte AENOR, entidad mercantil, trabaja en los ámbitos de la evaluación de la conformidad y otros relacionados, como la formación y las venta de publicaciones. Se aborda este paso con la ambición de reforzar, a largo plazo, la capacidad de ofrecer servicios a la altura de las necesidades en evolución del tejido económico.

En el ámbito de la normalización UNE dispone de uno de los catálogos de normas técnicas más completo del mundo, con más de 31.500 documentos, al alcance de las organizaciones del universo hispanohablante. Consenso, apertura y transparencia son los principios esenciales que caracterizan el trabajo de los más de 11.000 expertos de 5.000 organizaciones que participan en los comités técnicos de normalización de UNE. Por otra parte, mediante su actividad de Cooperación es un agente de desarrollo destacado facilitando la creación y desarrollo de infraestructuras de la calidad; habiéndose realizado hasta ahora cerca de 900 proyectos.

En el campo de la evaluación de la conformidad AENOR es la certificadora española de referencia, que acompaña a las empresas en su expansión exterior, tanto en la implantación en otros mercados como en la exportación de productos. Los 22.500 certificados vigentes de sistemas de gestión y los más de 106.000 productos certificados apoyan a las organizaciones en campos como la Gestión de la Calidad, Gestión Ambiental, I+D+i, Seguridad y Salud en el Trabajo, Eficiencia Energética, Responsabilidad Social o Gestión del Riesgo. Asimismo, la Entidad ha realizado más de 400 verificaciones y validaciones ambientales y más de 10.300 inspecciones.

En el campo de los análisis y ensayos, trabajan dos laboratorios de referencia: AENOR Laboratorio, integrado en AENOR, y el Centro de Ensayos, Innovación y Servicios (CEIS), cuyo 85% es propiedad de la Asociación Española de Normalización, UNE. En 2015 AENOR Laboratorio realizó más de 102.000 análisis para el sector de la alimentación, mientras que CEIS ha ampliado sus capacidades en aceites, tuberías de plástico y equipos de calefacción.

AENOR, por otro lado, realiza un importante papel como impulsor de la cultura de la calidad mediantes actividades en formación y servicios de información. En 2015 se incrementó un 30% el número de cursos impartidos y, prácticamente en la misma proporción, el número de alumnos formados. Asimismo, la venta de normas y publicaciones aumentó un 16%.

Como organización global, la actividad de AENOR en el ámbito internacional crece año tras año. Ésta se materializa en distintos campos: certificación, formación, servicios de inspección, validación y verificación. A través de alguna o varias de estas actividades, AENOR está actualmente trabajando en 78 países de América, Europa, Asia y África.


Presencia de AENOR en el mundo


Hitos

 

Todos los derechos reservados: © AENOR, 2016

Compartir enlace

Información de AENOR - Avisos legales - Declaración de accesibilidad - Mapa del sitio